Antología personal de Jorge Spíndola.

Jorge Spíndola es un intelectual, un intelectual que interpreta a ese sujeto popular que es capaz de sugerir un relato redentor sobre la marginalidad, es un poeta que cree en las energías de los movimientos sociales, siente cuando escribe la ilusión de una cultura subyacente que aflora cada mañana en que la Eufemia tiende sus sábanas al viento, es un poeta de la fe. Es, también, un poeta incómodo para la crítica que se fundamenta con la voz de esos que recorren los claustros universitarios buscando convertirse en dictadores de canon literario.

De la introducción de Liliana Campazzo

Veloz. como Dan Moriarty, su verso -bien respirado- circula lo mismo por las asombrosas carreteras patagónicas, que por los vericuetos de los espacios domésticos. Va de las camionetas a las bicicletas y de ahí a los caballos –todo lo que se mueve, lo que va y vuelve- con precisión y sin alardes, pues su intención no es conceptual ni metafórica, sino descriptiva (…). Blues de la fugacidad, una metafísica de lo efímero, la sustancia de este tiempo, por cierto, también maravilloso, porque segrega poesía, esas “palabras que están detrás de las palabras” y que Spíndola ubica en sus poemas con destreza, para que se noten sin leerse, creando una atmósfera que parece siempre a punto de diluirse.

Clemente Riedemann, SURALIDAD, antropología poética del sur de Chile

 

208 pgs.
21 × 13,5 cm.
120 AR$ – 25 U$
perro lamiendo luna