Jorge Spíndola presentó su último libro Perro lamiendo luna en la Feria del Libro de la Universidad San Sebastián de la ciudad de Valdivia, Chile.

Con un destacado marco de público se realizó la lectura del nuevo poemario de Jorge Spíndola, quien fue presentado por la poeta y profesora Yenny Parades González (Universidad Austral de Chile).

alt_text

El autor recorrió buena parte de su trabajo donde destacan sus percepciones del paisaje patagónico, así como las voces y testimonios de sus habitantes populares. El poeta dejó algunas reflexiones acerca de la noción de frontera y en especial acerca de los límites nacionales que intentaron dividir la experiencia humana y familiar en nuestro sur, a un lado y a otro de la gran cordillera.

La lectura finalizó con un sentido poema dedicado Enrique Valdés, el fallecido poeta, narrador y músico de Puerto Aysén quien escribiera la novela Trapananda, entro otros de sus clásicos.

enrique viaja a trapananda

ya viaja enrique a trapananda

habrá llevado su manta de castilla?
(siempre hace frío por allá)

seguro ya tendrá a tiro de ojo
esos contornos verde azules
emergiendo en la mañana/

los techos de alerce y musgo
flotando como una isla irreal en la neblina.

ya estará susurrando ya
su voz de oboe
en el mesón del buenos amigos/

ya lo esperarán en el somos o no somos
con un buen vaso y una paila de choros zapato
traídos de puerto aguirre

ya andará ya
con esos músicos pelagatos
hablando de mussorgsky y coloane

andará saludando uno por uno
en la casa de los vivos y los muertos/

o alejándose de bulla
se habrá perdido en los ojos de un caballo

habrá ido a reencontrarse con el antiguo olor de los ciruelos
plantados en el fondo del patio, donde todavía llegan pájaros
a esperar que alguien abra la puerta y les arroje la comida

tal vez haya encontrado en ellos
ese ritmo perdido que buscaba,
ese pájaro salvaje,
ave noble de trapananda

sus seres amados
el claudio león oscar pedro guillermo sergio la maha pepe la vicky víctor flavio
la yenny toño ricardo tristán la sandra
rosabetty guillermo vas naranjo nublado como siempre en chile chico
el chimenea congelado puteando en su ataúd
los gauchos silenciosos del aysén y de la pampa
los huesos blancos de mi abuelo arriero, extraviados en la nieve
las astillas del tenglo deshaciéndose en algún puerto
las nacientes del backer allá abajo

toño mera mauricio zuñiga
bernardita mario garcía el pata floja
el viejo zapatero de la bota verde

toda esa manga de perros láricos
que aullaron de rabia y soledad en la unión chica
saben que la música
es más limpia ahora
que enrique anda con su bach
y rolando cárdenas
y su malacara
por alguna senda de trapananda/

Perro lamiendo luna en Valdivia